logocabecera1

Taller de autocertificación: calidad e identidad colectiva para el turismo de base comunitaria

* Lo novedoso de este inédito proceso impulsado por el proyecto Trawun 2.0 es que la misma gente (51 familias de localidades cercanas a Panguipulli) definirá un estándar de calidad que permitirá al visitante disfrutar de una experiencia única, donde primará el respeto a la identidad de estas comunidades, junto a la defensa de sus bellos territorios imbricados con una lectura mágica de la naturaleza –lo cual es propio de la predominante cultura mapuche en esta zona.


* Otro punto relevante es que la iniciativa cuenta con la asesoría de un equipo de profesionales chilenos y extranjeros.

Quienes participan en las actividades del proyecto Trawun 2.0 pueden dar fe de que nada de lo que propone el equipo ejecutor es impuesto desde la academia pues son las propias comunidades las que definen lo que quieren para su futuro. Precisamente en ese marco de trabajo colaborativo es que se realizó el primero de cuatro talleres de autocertificación a ejecutivos locales, actividad que se llevó  a cabo el pasado sábado 10 de junio en el Espacio Trafkintuwe (Panguipulli, Región de Los Ríos), lugar que ya se ha transformando en el punto de encuentro de esta iniciativa.

Este taller es la materialización de uno de los objetivos de este proyecto: implementar y poner en marcha un proceso de gestión y autocertificación para el turismo de base local y comunitaria valiéndose de la experiencia del SECLA (Sello de Calidad Local y Autocertificación) Trawun. En palabras sencillas, es la propia gente la que fijará el estándar de lo que colectivamente esperan ofrecer el visitante, que no es cualquier turista, sino que son personas informadas y con un compromiso ético con las culturas locales, la equidad territorial y la protección del medio ambiente.

Una de las participantes fue Celestina Calfu, quien llegó en representación del camping Río Chan Chan de Lago Neltume, quien, junto con destacar el trabajo en red, manifestó: “Me parece muy bien –este taller- porque varias cosas que se escriben en la pizarra uno no las entiende y aquí las hemos aprendido”.  A su juicio, esta iniciativa es buena “porque nos deja una enseñanza y permite tener más comunicación con lugares cercanos ya que a veces no nos conocemos y aquí venimos a encontrarnos. Que cada mapuche trabaje su tierra, la lana, las huertas, eso es muy bonito y que nunca se pierda la cultura”.

Elsa Cárdenas, que participa en una asociación de mujeres de Liquiñe, valoró esta instancia ya que le permite aprender nuevos conocimientos.  “Hace tiempo que estoy participando pero no había venido. Este taller me sirvió”, señaló. Según dijo, está de acuerdo con los principios de autocertificación porque “así –la iniciativa- tiene más publicidad”,  lo que ayuda a potenciar la comercialización de sus productos.

Como se puede apreciar, la gente no pierde el tiempo en estos talleres. Así también lo cree Michel Faurand, dueño con su esposa Ivone Salgado del restaurant y cabañas L’Escale en Coñaripe, para quien es muy importante el tema de la sustentabilidad para la protección del medio ambiente “porque Coñaripe y Liquiñe es una zona con una naturaleza tan linda. Es muy importante cuidar para los hijos, los nietos y para el futuro”.

Sobre el contenido de este taller, el Director del proyecto, Christian Henríquez (investigador del CEAM UACh), destacó que la idea es fortalecer mucho todo lo que tiene que ver con el 2.0, es decir con la imagen virtual que la iniciativa va a tener. “Ya hemos trabajado la construcción de un logo participativo y hoy día estamos en el primero de cuatro talleres donde lo que se está haciendo es dar a conocer la página web que estamos diseñando en conjunto con la  gente. En una siguiente fase trabajaremos específicamente con los ejecutivos locales (que son principalmente jóvenes del territorio) quienes van a administrar esta plataforma comercial”.

Principios definidos por los habitantes del territorio

El taller comenzó con una presentación a cargo de dos estudiantes del Magíster en Desarrollo a Escala Humana y Economía Ecológica de la UACh (dependiente de la Facultad de Cs. Económicas y Administrativas), quienes son parte del equipo del proyecto.

María Fernández (proveniente de España) comentó que recogieron la información sobre la autocertificación  que han venido trabajando en dos talleres anteriores, al mismo tiempo que retomaron lo que se hizo en el 2014 en algunas comunidades. “La idea era validar estos principios que ellos habían trabajado, además de actualizarlos. Nosotras por el magíster hemos abordado la relación que tienen estos principios con las necesidades que plantea el desarrollo a escala humana”, dijo.

Y efectivamente hay coincidencias: por ejemplo sustentabilidad –uno de los temas propuestos por este modelo económico alternativo- se vinculó con subsistencia, identidad y protección de los territorios.

Para Lina Gómez (quien viene de Colombia) “lo interesante es que los principios han salido de las mismas comunidades”, entonces lo que han hecho como estudiantes de postgrado es “canalizar lo que ellos están diciendo. Los principios han salido de ellos mismos, por lo tanto lo sienten muy propios. Ahí es donde se crea un lazo, porque lo sienten y están convencidos de lo que están defendiendo”.

La web como ventana a un turismo centrado en las personas

En el turismo de base comunitaria lo que importa son las personas y su cultura, yendo más allá del paisaje que es lo que tradicionalmente ha ofrecido Chile a los visitantes extranjeros. La idea es que lleguen turistas nacionales pero también de otros países, por lo cual la web en construcción tendrá versiones en inglés y portugués, ya que el proyecto posee vínculos con Suiza y Brasil.

La Encargada de Comercialización y Relaciones Internacionales en el proyecto, Ángela Bless, puso en relieve el carácter participativo de este proceso de diseño de la web. “Es una plataforma comercial y lo que queremos mostrar es cada iniciativa, cada servicio que ofrecemos de la ruta y sobre todo desde el punto de vista de las personas. Lo importante son las personas, imágenes, textos, palabras de quienes participan en cada iniciativa en los territorios”.

También se presentó el actual logo de Trawun 2.0, imagen que logrará mucho mayor visibilidad con la nueva web que estará en línea los próximos meses y permitirá tomar contacto con cada iniciativa individual pero a su vez optar a paquetes turísticos de dos o tres días para conocer varios emprendimientos que cumplan con el mayor número de principios de autocertificación.

Sobre el nuevo logo, el diseñador Cristian González –quien forma parte del equipo Trawun- indicó que  “el trabajo fue pensar en las personas y cómo se iban a reunir en un principio. La versión 2.0 muestra al grupo organizado pero con distintas personas de otros territorios ya que se incluyó a gente del parque Llancahue y tomando a quienes ya estaban en Panguipulli. También se trabajó un poco más el tema de género, mostrando a hombres y mujeres, pero manteniendo la misma idea del círculo, aunque más desarrollado,  como en una ronda. Eso significa que hay un trabajo grupal pero más de juego, más entretenido, más lúdico”.

Sobre proyecto Trawun 2.0

El proyecto,  que se desarrollará durante un año en la ruta Trawun (inserta en el destino Sietelagos, en Panguipulli) y en la ruta patrimonial Llancahue (que es parte del destino Corral-Valdivia), busca ejecutar una estrategia de posicionamiento y comercialización de dos rutas turísticas diferenciadoras fundadas en un proceso de autocertificación de base local como principal atributo diferenciador.

Los beneficiarios de esta nueva apuesta son 51 familias de localidades cercanas a Panguipulli (30 de manera directa y 21 de forma indirecta) y 7 familias que residen cerca del parque Llancahue en Valdivia.

Escrito por: Comunicaciones Proyecto FIC UACh Trawun 2.0.
Fotos: Rubén Zullar
Publicada el: 19-06-2017
Fuente: http://noticias.uach.cl/

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>